Tarta de mango y queso

Tarta de mango y queso

El buen tiempo se acerca y ya apetecen cosas fresquitas. Hemos hecho esta tarta de mango y queso que se hace sin horno, se mete a la nevera y se come tal cual. No necesita ningún tipo de cocción,solo se necesita un poco de paciencia. Cada bocado es una delicia! Vamos a ver como se hace esta rica tarta de mango.

tarta de mango y queso

Ingredientes para tarta de mango y queso

Ingredientes para la base:

  • 25 Galletas
  • 60 gr. mantequilla

Ingredientes para la 1ª capa de la tarta:

  • 100 gr. de zumo del mango
  • 10 laminas de gelatina neutra
  • 200 gr. de queso crema
  • 2 yogures de mango
  • 200 gr. de nata
  • 100 gr. de azúcar
  • Unas gotas de zumo de limón.- opcional

Ingredientes para el 2ª capa de la tarta:

  • 250 gr. de zumo de mango
  • 50 gr. de azúcar .- opcional
  • Medio sobre de gelatina neutra

Ingredientes para la decoración:

  • 100 de mango pelado

Receta tarta de mango y queso

Preparación para la base:

1- Trituramos las galletas y les añadimos la mantequilla. Quedará como una pasta que colocaremos en la base de un molde desmontable. La aplastaremos bien y reservamos en el frigorífico.

Preparación para la 1ª capa

2- En un cuenco pondremos el queso crema, los 2 yogures de mango, el azúcar y las gotas de zumo de limón. Mezclamos hasta que quede todo integrado. Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

3- Montamos la nata y la incorporamos.

4- Ponemos a calentar el zumo de mango y diluimos la gelatina. La incorporamos al batido anterior y mezclamos.

5- Ahora echamos este batido encima de la base de las galletas. Alisamos bien y reservamos en el frigorífico hasta que cuaje bien.

Preparación para la 2ª capa:

6-Hidratamos la gelatina en agua fría. Calentamos el zumo de mango y le añadimos la gelatina hasta que se disuelva.

7- Ponemos los trocitos de mango encima de la primera capa y echamos el zumo de mango por encima,así queda todo bien integrado.

tarta de mango y queso

Consejos para tarta de mango y queso 

Si vais a utilizar mango fresco, no os olvidéis de añadirle unas gotas de zumo de limón para que no se nos oxide la fruta. Podéis utilizar mango congelado lo venden en varios supermercados.

Si la dejamos reposar durante un día en la nevera estará mucho más rica.

Deja un comentario