Tarta de piña sin horno

Tarta de piña sin horno

En verano apetecen postres fresquitos que se puedan hacer fácilmente sin tener que estar mucho rato en la cocina y a ser posible sin necesidad de encender el horno. Esta tarta de piña sin horno cumple todos los requisitos, así que no hay excusa para no hacerla. Lo mejor de todo es que está buenísima.

tarta de piña sin horno

Ingredientes para tarta de piña sin horno 

  • 1 lata grande de piña en su jugo
  • Bizcochos de soletilla u otro tipo de bizcocho
  • 500 gr. de nata
  • 1 sobre de gelatina de piña
  • 50 gr. de azúcar – Opcional

Receta tarta fría de piña

1. Reservamos 2 rodajas de piña que colocaremos en el fondo del molde y también reservaremos un poco del zumo para empapar los bizcochos.

2. Trituramos la piña junto con el resto del zumo. Ponemos un cazo al fuego con el batido de la piña y el sobre de gelatina.

3. Removemos bien hasta que se disuelva la gelatina y esté templado.

4. Semi-montamos la nata y añadimos encima el batido de la piña. Mezclamos bien y echamos dentro del molde.

5. Empapamos los bizcochos en el zumo que habíamos reservado de la piña y se los colocamos encima, introduciéndolos un poco dentro del batido.

6. Reservamos en el frigorífico unas 24 horas. Desmoldamos y servimos.

tarta de piña sin horno

Consejos para tarta de piña

Si os gusta lo dulce, podéis añadirle azúcar cuando empecéis a batir la nata.
Hemos utilizado un molde desechable de aluminio aunque sí tenéis uno desmontable os irá perfecto, ya que le cuesta salir. Y sino un truquillo sencillo sería colocar el molde unos segundos en agua caliente. Le dais la vuelta y listo para degustar.
Si no queréis reservar ninguna rodaja de piña podéis triturar toda.

Deja un comentario